Compartir:
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

DIPLOMAS DEL MINISTERIO DE EDUCACIÓN FRANCÉS

Creado en 1945 y de establecimiento público desde 1987, el CIEP goza de un gran prestigio, tanto en Francia como en el extranjero, como operador de referencia de los ministerios de Educación y Enseñanza Superior para certificar las competencias en lengua francesa de los candidatos extranjeros.
El DELF y el DALF son los diplomas oficiales entregados por el Ministerio de Educación francés para certificar las competencias en lengua francesa de los candidatos extranjeros. Están compuestos por 6 diplomas independientes, que corresponden a los seis niveles del Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas.

DELF A1
Este nivel evalúa las competencias iníciales. Se trata del nivel más elemental de utilización de la lengua, denominado “de descubrimiento”. En esta fase, el alumno es capaz de llevar a cabo interacciones sencillas, puede hablar de sí mismo y de su entorno inmediato.

DELF A2
Se sitúa en la misma perspectiva y valida también las competencias lingüísticas de un usuario elemental, considerado como un actor social. El candidato ya es capaz de realizar tareas sencillas de la vida cotidiana. Puede utilizar las fórmulas de cortesía y de intercambio más frecuentes.

DELF B1
En este nivel, el usuario pasa a ser independiente. Ahora, es capaz de mantener una interacción, puede comprender y mantener una discusión, dar consejos y expresar opiniones. También sabe desenvolverse en situaciones imprevistas de la vida cotidiana.

DELF B2
El usuario del examen B2 ha adquirido un grado de independencia que le permite argumentar para defender su opinión, desarrollar su punto de vista y negociar. En este nivel, el candidato demuestra que domina el discurso social y es capaz de corregirse sus propios errores.

DALF C1
El usuario de la lengua en el nivel C1 es autónomo. Es capaz de establecer una comunicación fluida y espontánea. Posee un repertorio léxico amplio y puede elegir la expresión adecuada para introducir sus observaciones. Su discurso es claro, bien construido y sin dudas, lo que demuestra el dominio en el uso de las estructuras.

DALF C2
El dominio de la lengua se traduce en un grado de precisión, adecuación y fluidez en la expresión. El candidato al C2 es capaz de realizar tareas académicas o de nivel avanzado. La posesión del DALF (C1 o C2) libera al alumno de la necesidad de someterse a cualquier prueba lingüística para el acceso a la universidad francesa.